Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 09-12-2013

BLOG / "No existen alimentos buenos y malos, sino dietas más o menos adecuadas"

La vinculación entre la actividad física y el deporte con la salud y los beneficios para nuestro organismo es cada vez objeto de mayor interés no sólo por parte de los expertos, sino de la población general interesada en mejorar su calidad de vida, puesto que la práctica habitual de ejercicio es una de las herramientas con mayor potencial para poner freno a la obesidad.

La frecuente insistencia de una corriente de opinión dietética que señala que es el estilo de vida lo que previene los problemas del sobrepeso y no tanto los alimentos que se ingieran, lleva también a poner el acento en la necesidad de practicar actividad física de modo regular. Una dieta variada y equilibrada necesita complementarse con el nivel de ejercicio suficiente para compensar los posibles excesos.

Importante medida terapéutica

Esta interrelación entre alimentación, hábitos de vida y ejercicio son algunos de los aspectos abordados en el transcurso del primer simposio de ‘Actividad física, hidratación y salud' organizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con la colaboración de Coca-Cola, que ha tenido lugar en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla.

Según la Dra. Nieves Palacios, Jefe de Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes y participante en el simposio, "existen numerosas evidencias científicas que reconocen el ejercicio físico como una importante medida terapéutica, ya que mejora el control de la tensión arterial, el perfil lipídico, la glucosa en sangre, potencia la masa muscular y aumenta el contenido mineral óseo, entre otros efectos, con la consiguiente mejora de la salud ósea, muscular y cardiovascular".

Se trata de cambiar nuestros hábitos de vida porque debemos equilibrar el gasto energético con el consumo de calorías que realizamos

Los beneficios que se obtienen con al actividad física en todos los grupos de edad son muy elevados, aseguró el Dr. Pedro Manonelles, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte, ya que "tiene efectos sobre el sistema cardiovascular, el osteomuscular, las funciones cognitivas y la prevención de algunas enfermedades".

Abordaje multifactorial

Para la profesora Ascensión Marcos, directora del grupo de Inmunonutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos del CSIC, y coordinadora de este encuentro, para combatir la obesidad es necesaria "la práctica de actividad física diaria unida a una correcta alimentación e hidratación, algo para lo que se debe realizar un esfuerzo conjunto entre la familia, los docentes y el personal sanitario especializado, de forma que podamos realizar un abordaje multifactorial del problema".


Debemos consumir alimentos con un alto contenido en agua de forma periódica y rutinaria

Además de la práctica habitual de deporte, mantener una alimentación equilibrada es crucial para una vida sana. Según esta experta, "no existen alimentos buenos y malos, sino dietas más o menos adecuadas. Debemos equilibrar nuestro gasto energético con el consumo de calorías que realizamos. Se trata de cambiar nuestros hábitos de vida, pero esta transformación no sólo pasa por realizar una alimentación equilibrada, sino por incorporar a nuestro día a día la práctica regular de actividad física".

Aproximadamente, el 70% del peso de nuestros músculos es agua, y ésta se considera como un elemento esencial para la mayoría de los procesos fisiológicos. Asimismo, nuestro organismo no almacena el agua, por lo que la cantidad que perdemos diariamente debe restituirse mediante la ingesta de agua y otros líquidos, y alimentos con un alto contenido en agua, de forma periódica y rutinaria.

 

Fuente: elconfidencial.com