Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 22-08-2016

BLOG / ¿Qué son las bebidas isotónicas?

Las bebidas isotónicas son unos preparados que poseen gran capacidad de hidratación. Estas bebidas también se conocen con los nombres de bebidas rehidratantes o bebidas deportivas.

Nunca deberemos confundir las bebidas isotónicas con las bebidas energizantes ya que no son lo mismo. Estas últimas llevan en su composición sustancias estimulantes como por ejemplo cafeína a grandes dosis, mientras que las bebidas isotónicas no.

Durante la práctica del ejercicio el cuerpo regula su temperatura mediante la transpiración. Con el sudor se pierden, además de agua, diferentes electrolitos. Si la pérdida es muy grande y no se repone adecuadamente, el rendimiento físico disminuye, por ello, este tipo de bebidas son muy útiles, ya que no sólo reponen el agua perdida sino también las sales minerales.

La calificación de bebidas isotónicas se refiere a que presentan igual concentración de azúcar y sales minerales que la sangre, por ello se absorben rápidamente y quitan la sed.

La composición de las bebidas isotónicas puede variar dependiendo del preparado comercial que se trate, aunque básicamente llevarán:

- Agua: Su contenido en agua sirve para reponer las pérdidas durante el ejercicio.

- Hidratos de carbono: Generalmente se trata de una mezcla de glucosa y fructosa y su proporción debe estar entre un 5 y un 10%. La presencia de estos hidratos de carbono en la bebida, ayuda a absorber mejor el agua y a mantener estables los niveles de glucosa en sangre, reduciendo la degradación del glucógeno muscular.

- Minerales: Fundamentalmente cloro, sodio y potasio. El sodio ayuda a retener agua en el organismo evitando que se pierda en exceso por la orina.

- Vitaminas: algunas marcas comerciales añaden vitaminas en su composición aunque esto realmente no es necesario si se sigue una dieta variada y equilibrada.

- Colorantes: Algunas marcas les añaden colorantes por motivos comerciales, para hacerlos más atractivos para su consumo.

Una opción interesante a tener en cuenta es la posibilidad de realizar nuestra propia bebida isotónica: La limonada alcalina, que tradicionalmente se ha hecho en casa para rehidratar en casos de gastroenteritis, es, ni más ni menos, que una bebida isotónica casera.