Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 11-07-2017

BLOG / ¿Es posible perder grasa localizada?

Es el deseo que muchos tenemos o hemos tenido en alguna ocasión, pues con frecuencia sólo desearíamos quitarnos grasa de una zona del cuerpo, pero ¿es posible perder grasa localizada? Os mostramos lo que dice la ciencia al respecto.

Es el deseo que muchos tenemos o hemos tenido en alguna ocasión, pues con frecuencia sólo desearíamos quitarnos grasa de una zona del cuerpo, pero ¿es posible perder grasa localizada? Os mostramos lo que dice la ciencia al respecto.

Aunque no hay muchos estudios realizados sobre el tema, una investigación de muy pequeño tamaño mostró que la actividad de un músculo no produce la pérdida de grasa local en comparación con la inactividad del otro.

Es decir, con ejercicio físico no se lograrían valiosos cambios en los niveles de grasas localizados.

De igual forma, se ha demostrado que la práctica de entrenamientos a intervalos de alta intensidad (HIIT), que resulta una buena forma de quemar grasas, oxida de igual forma lípidos subcutáneos y viscerales, pudiendo esto variar según las hormonas del organismo de cada persona, pero no del ejercicio propiamente dicho.

Sin embargo, la estimulación química de la lipólisis mediante la inyección de catecolaminas en áreas determinadas, ha probado sus beneficios a corto plazo en mujeres que deseaban reducir la grasa ubicada en muslos.

De igual forma, se han observado reducciones en cintura mediante la inyección local de aminofilina para estimular la lipólisis, aunque los resultados fueron mejores en mujeres que en hombres, lo cual nos demuestra que la influencia hormonal continúa estando, favoreciendo los depósitos grasos en abdomen en los hombres y en caderas y muslos en las mujeres.
Perimetro


Conclusión, ¿se puede reducir grasa localizada?

Ya hemos visto que si bien no hay demasiada evidencia científica que nos permita sacar conclusiones claras sobre el tema, en líneas generales podemos decir que con actividad física o ejercicio no se han logrado reducciones de lípidos locales.

No obstante, si mediante estimulación química de la lípólisis a corto plazo se han visto cambios locales.

Sin embargo, los estudios que muestran beneficios en la reducción de grasa local mediante la aplicación de inyecciones con hormonas lipolíticas sólo se han realizado en un momento dado, a corto plazo, sin demostrar si los cambios a nivel local se sostienen en el tiempo, cuando el estímulo químico deja de aplicarse.

Entonces, aun queda mucho por saber al respecto pero según la ciencia, nos queda claro que con ejercicio, no es posible reducir la grasa localizada, tal como lo creímos hasta el momento y hemos comentado anteriormente.

Lo mejor para ver cambios es llevar un estilo da vida sano con ejercicio regular que impida los excesos de grasa en nuestro cuerpo y así, proteja al organismo ayudándonos a favorecer la forma física.