Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 17-06-2014

BLOG / Reeducación Nutricional, alimentación para el éxito

Nutrir nuestro cuerpo y que utilice los nutrientes ingeridos para el correcto funcionamiento de nuestro organismo es el fin primordial del acto de comer. Todo lo que nos distancie de esta sencilla norma de la naturaleza, nos perjudica en mayor o menor medida, nos aparta de la vida sana.

¿Qué es la Reeducación Nutricional?

La reeducación nutricional es una de las terapias alternativas alimentarias y consiste en un programa de aprendizaje orientado a que las personas tomen consciencia de sus hábitos alimentarios y de este modo, puedan empezar una alimentación equilibrada a través de hábitos saludables y actitud positiva. Sin consciencia, se hace imposible el cambio.

El objetivo es que cualquier persona sepa como alimentarse para que su salud y bienestar mejoren de forma significativa, sin olvidar que toda pauta dietética debe individualizarse en función de las características de cada persona (edad, sexo, complexión, actividad habitual, etapa vital, otras consideraciones de salud...).

Alimentación, la energía de nuestra vida

La vida es un movimiento constante así que nuestro cuerpo gasta energía constantemente: al realizar ejercicio físico, al actuar el metabolismo, en el mantenimiento correcto de las constantes vitales entre otras muchas cosas. Los alimentos son los encargados de aportar esta energía.

Para empezar a entender la reeducación nutricional partiremos de una primera idea: nuestro cuerpo siempre busca un estado de máximo equilibrio con el mínimo gasto energético. En cualquiera de sus procesos internos (temperatura corporal, nivel de pH, producción de hormonas...) el cuerpo trabaja en una homeostasis 1 continua. Esta sencilla afirmación ya nos permite -me permite- llegar a las primeras conclusiones sobre reeducación nutricional: no existe la dieta milagro -dietas en su mayoría orientadas a romper la situación natural de equilibrio-, ni tampoco existen alimentos buenos o malos, sino que habrá que tener en cuenta otros factores a la hora de elegir la forma de alimentarnos.

Factores de mejora en nuestra alimentación

Combinación de alimentos

Sin lugar a dudas, uno de los factores primordiales en la nutrición la correcta combinación de los alimentos. Sabemos que cada alimento genera unas enzimas específicas para su asimilación al transcurrir la digestión dentro de nuestro cuerpo. Si realizamos mezclas inconvenientes, se producirá una reacción desordenada en el proceso de la digestión, dando lugar a una inadecuada asimilación y eliminación de nutrientes.

Adecuación de alimentos

Por otra parte, otro factor a tener en cuenta es la elección de los alimentos más adecuados para cada cual, personalizando las pautas a cada circunstancia, puesto que no se alimentará de la misma manera un deportista que una persona que realiza una actividad más ligera por la diferencia de gasto energético.

Incorporación de alimentos esenciales

También de máxima importancia considerar la ingestión adecuada de nutrientes llamados esenciales que no deberían faltar en la dieta en general, como son vitaminas, minerales, ácidos grasos. Etc, que mantendrán la vitalidad y energía necesaria para el organismo.

Cantidades y alimentación

Finalmente, si la alimentación es, o bien excesiva o bien de mala calidad, se favorece el derroche y la disfunción en este flujo de energía y por tanto, llegamos a una situación de desequilibrio energético. Cuando esta situación se perpetúa en el tiempo, nuestro cuerpo, nuestra salud general, se resiente.

Beneficios de una alimentación adecuada

Cuando, por el contrario, nos alimentamos correctamente, se produce una depuración continuada de nuestro cuerpo a través de los órganos emuntorios que son los encargados de esta tarea: los intestinos, pulmones, hígado, riñones, piel y sistema linfático.

De esta manera, en poco tiempo , los beneficios que observaremos en nuestro propio cuerpo serán:

Mejor absorción de nutrientes
Mejora el sistema inmunológico
Mejora la piel y el cabello
Mejora el sueño y por tanto el descanso.
Regulación natural del apetito por lo que se consigue un peso natural progresivo
Eliminación del mal aliento y olor corporal
Sensación de vitalidad y bienestar
Mente despejada y concentración
Mejor reacción ante los asuntos cotidianos
Mejor relación con el entorno
Mayor disfrute de la vida

Pautas de Reeducación Nutricional

Para empezar en la reeducación nutricional, debemos tener en cuenta que desde muy pequeños recibimos la influencia de nuestro entorno que modifica nuestra esencia e instinto básico lo que condiciona nuestros hábitos y costumbres. La alimentación no escapa a esta influencia así que, en este sentido, lo primero y más importante para reeducarnos a nivel nutricional es romper con los esquemas. Debemos estar abiertos a nuevas ideas y experiencias en el ámbito alimenticio, que nos permitan el cambio de hábitos.

En segundo lugar, debemos optar por alimentos naturales. La vitalidad que nos aportan las verduras, frutas frescas, semillas, frutos secos, raíces cereales que han madurado y captado la energía de la naturaleza, absorbiendo de la tierra, el agua, el sol, y el aire es una combinación perfecta de los Cuatro Elementos. Son concentrados de energía viva.

En tercer lugar, no podemos olvidar nunca que una actitud positiva también favorece la recarga y la absorción de la energía vital para hacer frente a los acontecimientos de la vida cotidiana. Nuestro cuerpo posee una fuerza de autocuración que es una manifestación de toda esa energía viva y la actitud positiva es la mejor manera de facilitarle a cuerpo que pueda hacer su trabajo.

En esta misma línea, recordemos también que el ejercicio moderado y el trabajo actúan como estimulantes favorecedores de la salud. Es la Vida en movimiento

Por último, sobretodo en la época actual y en occidente, donde gozamos de sobreproducción de alimentos, debemos tener siempre presente que muchas veces comemos por multitud de razones sin hambre real. Sólo deseamos evadirnos rápidamente de nuestros sentimientos negativos lo que esto nos impide aceptar estas emociones, afrontarlas para así poder averiguar su origen.

Entre todos hemos convertido a la alimentación en un mecanismo de gratificación inmediata pero hay que aceptar los ritmos naturales y reales en los que suceden las cosas, los cambios, los conflictos o el alcance de nuestros objetivos. Podemos comer mucho y muy deprisa, pero por mucho que comamos las cosas no sucederán más deprisa.

 

En definitiva, la Reeducación Nutricional, es una de esas herramientas que ayudan a recuperar y mantener una vida saludable, conviviendo conscientemente con la naturaleza que nos sostiene. Una alimentación equilibrada, basada en alimentos naturales, nutre la mente, el espíritu, las emociones y mantiene el equilibrio de los tejidos de nuestro cuerpo.

 

Fuente: todoazen.com