Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 07-09-2014

BLOG / ¿Azúcar, Miel o Edulcorante? ¿Cuál debemos usar?

El interés de los seres humanos por los dulces es innato y se mantiene a través de los siglos, pero, el azúcar es un alimento que aporta calorías y ningún otro nutriente. Su utilización en exceso se vincula con la formación de caries y las personas que sufren de Diabetes o aquellos que deben cuidar su peso, tienen que disminuir su consumo. Por esta razón, la industria alimentaria buscó y desarrolló una serie de sustitutos del azúcar.

La azúcar morena (también llamada azúcar negra o integral) es un azúcar de sacarosa al igual que el azúcar blanco refinado, pero que tiene un color marrón ciertamente característico, debido fundamentalmente a la presencia de melaza. Y contiene todos los nutrientes de la caña de azúcar. La melaza viene a ser, dicho sea de paso, un producto espeso y líquido derivado de la remolacha azucarera y de la caña de azúcar, la cuál es obtenida del residuo que queda en las diferentes cubas de extracción de los azúcares. El grado de refinado para la obtención del azúcar blanca es tan elevado que no contiene ningún nutriente, y sí una gran cantidad de sacarosa, de tal manera que esta azúcar sólo aporta energía. La azúcar morena tiene en 100gr 375 calorías y la blanca contiene 397 calorías. Sin embargo, la azúcar morena tiende a ser envasado con una mayor densidad, motivo por el cual puede incluso tener más calorías si medimos a estas dos azúcares por su volumen. Por otro lado, tenemos la Miel, que contiene un 80% de azúcar en forma de fructuosa, pero es mucho más que azúcar. Su contenido calórico con respecto al azúcar es prácticamente el mismo, pero la miel contiene proporciones pequeñas de varios micronutrientes de gran valor nutritivo y con efectos beneficiosos para la salud como propiedades antibióticas, antiinflamatorias y desinfectantes procedentes de plantas empleadas por las abejas en su elaboración. Uno de los grupos de productos que más se han desarrollado en los últimos años son los llamados edulcorantes artificiales, aditivos alimentarios que persiguen imitar la capacidad de endulzar del azúcar sin aportar las calorías de esta. El consumo cada vez más frecuente de éste tipo de substancias, sin embargo, ha suscitado más de una polémica. Las principales son; si su consumo regular puede afectar la salud humana?; Qué edulcorante es el más adecuado o cuál es la cantidad máxima que podemos tomar? Lo último que salió al mercado es un endulzante natural extraído de la Stevia rebaudiana Bertori, una plantita originaria de Paraguay y del sur de Brasil. Denominada Ka-a-he-é (hierba dulce) por los indios guaraníes y su uso es ancestral. No tiene calorías, no sube la glicemia (azúcar en la sangre). Al contrario tiene efecto hipoglucemiante, mejora la tolerancia a la glucosa, ayuda en el control de la presión arterial y es cardiotónico. Tiene efecto antioxidante y presenta actividad antibiótica. Pero cuidado con algunos productos sustitutos del azúcar que le agregan el Jarabe de Maíz del alta fructuosa (JMAF) o high-fructose Corn Syrup que es un endulzante alto en calorías, creado mediante un proceso enzimático de jarabe de glucosa que se obtiene a partir de maíz. Tiene un índice glucémico altísimo, aumenta el riesgo de hipertensión y algunos contienen mercurio. ¿Quieres ser saludable? Modera tu ingesta de azúcar. ¡Mientras menos, mejor!. Y si quieres endulzar, entonces utiliza lo que la naturaleza nos dio, en su forma más simple y menos refinada...